“Siembra tu propio huerto” N.M.

mandela

Ayer se murió Mandela. Y aunque sé de el lo que sabe todo el mundo, o más bien nadie sabe, me conmueve, así como me conmovió su libro: “El largo camino hacia la libertad”, su muerte profundamente.

Pero no por la muerte: ese estado glorioso de descanso absoluto que alguien como Mandela ganó hasta el último día. Sino, por esa capacidad de re-inventarse a sí mismo. Como lo hizo en sus primeros años de revolucionario, y que lo llevaron a darse cuenta de que la rabia y la violencia no lo llevarían a esa libertad en la que tanto creía, y en la que creyó tanto que nos la hizo creer.

Libertad palabra grande, inmensa, que necesita de un gran coraje para vivirse, para lucharse diariamente. Desde cosas mínimas como cuidar de uno mismo (Mandela tendió su propia cama siendo príncipe, presidario, presidente, político, etc.) Hasta cosas mucho mayores como ser consecuente con lo que uno dice. Y creo que entre muchas otras, esta es una de las más admirables de Madiba: la consecuencia de todos sus actos es la acción vivida de todos sus maravillosas palabras y de una amplitud de espíritu que pocos son afortunados de comprender.

Gracias Mandela! Gracias Mandela! Gracias Mandela! “Ante todo la libertad” será nuestra consigna siempre y a la que sus manos negras y cálidas siempre nos llevarán cuantas veces corramos el riesgo de que se nos olvide.

Advertisements

Leave a comment

Filed under Portfolio

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s